Los 3 recogidos más favorecedores para lucir a cualquier hora del día

¿Quieres conocer cuales son los 3 recogidos más favorecedores ? ¿Eres de las que creen que son difíciles de hacer o de llevar?

Yo te confieso que me costó pillarles el puntillo. Siempre he sido muy fan de llevar suelto el melenón y nunca me había interesado lo suficiente por los recogidos. Creo que el motivo era que me parecían algo aburridos, pero ahora sé por qué:

Porque no conocía la cantidad de recogidos diferentes que puedes llegar a hacerte en la cabeza.

Desde entonces no hay semana que no pruebe uno diferente, y es que hay para todos los gustos: desenfadados, más formales, de andar por casa, muy peinados

Además, también ayudan a acentuar los rasgos que quieras y a disimular esos otros que no nos convencen tanto.

Pero en este caso vamos a hablar de recogidos favorecedores para todo tipo de rostro, y, lo más importante, totalmente “ponibles” para el día a día.

No será necesario que te inviten a un fiestón o que tengas un evento importante para llevarlos, sino que serán perfectos para ir a diario a la oficina, para salir a pasear o incluso para estar cómoda en casa.

¿Te apuntas a la moda de los recogidos?

¡Pues vamos allá!

 

Moños undone

Desde el mismo París llega este tipo de recogido.

¿Te suenan los moños perfectamente despeinados? Pues este es uno de ellos.

Los moños undone son semirecogidos deshechos con mucho volumen que le aportan un toque elegante pero a la vez desenfadado a nuestro look.

Puede parecer complicado que resulte un acabo bonito, pero lo cierto es que es de lo más sencillo de hacer. Para ello solo tendrás que cardar un poco la parte superior de tu pelo antes de recoger los laterales.

Para darle el toque desenfadado del que hablamos será más que suficiente con que te sueltes algunos mechones alrededor de la cara y… voilà! ¡Ya tienes tu recogido undone!

Si quieres darle un toque más especial también puedes ondular esos mechones sueltos con la plancha, y de esta manera también conseguirás añadirle un poquito más de volumen al recogido.

El secreto es que parezca que has tardado un segundo en peinarte, pero en realidad es un moño de lo más estudiado y con mil posibilidades, todas ellas superfavorecedoras, ya que realzará la naturalidad de nuestro cabello.

 

Recogidos trenzados

Este es uno de los que más me gustan, y es que un elemento tan de moda y tan favorecedor como las trenzas no podían faltar en nuestra selección de recogidos.

Casi siempre se piensa que este tipo de recogidos con trenzas únicamente son “ponibles” para ocasiones especiales como una boda o un bautizo, pero la verdad es que también encajan a la perfección en eventos más informales como un brunch con tus amigas o una reunión de trabajo.

Al contrario de lo que pueda parecer, los recogidos trenzados son muy sencillos y rápidos de hacer, por lo que nos puede solucionar en unos pocos minutos cualquier peinado que queramos.

Para realizar un recogido bajo con trenza, solo tendremos que dividir nuestra melena en dos secciones verticales y en una de ellas realizar una trenza. Puede ser una trenza básica o más compleja, eso ya depende de tu gusto y del nivel de complejidad que quieras darle al recogido.

Como toque final, realizamos dos trenzas sencillas y las sujetamos con una goma de un color similar al de tu cabello, para que se mezcle con tu pelo y no se vea que van anudadas.

De esta manera y en pocos minutos ya te habrás hecho tu recogido trenzado que dará a tu look un toque bohemio-romántico que encandilará a todo el mundo. Haz la prueba 😉

 

Recogidos bajos

Al parecer, esta temporada el recogido de moda se lleva en la nuca.

Habrás oído hablar de él millones de veces, y es que el Banana Bun está triunfando entre todas las famosas. ¿Será por lo rápido y lo sencillo de hacer?

No lo sé, pero lo que sí te puedo decir es que, en mi opinión, en su simplicidad es donde reside su belleza.

Coge lápiz y papel y apunta porque después de conocer cómo se hace seguro que no vas a querer quitártelo nunca.

En primer lugar tienes que dividir tu melena en tres partes iguales. Coge la parte del centro en una coleta baja y rodéala por encima con una de las partes laterales, la que prefieras.

Cuando tengas esto hecho, gíralo y ponle unas horquillas para darle un poquito de forma.

El último paso que tendrás que hacer, como imaginas, es coger la tercera partición del pelo que sobra y rodear la base del moño que hemos enganchado con horquillas.

Bien fácil, ¿verdad?

¡Ahora el Banana Bun no se te resistirá nunca!

 

¿Tienes alguna otra propuesta de recogidos favorecedores y fácilmente ponibles?

¿Me la cuentas en comentarios? Estoy deseando leer tus ideas 🙂

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSETTER

Suscríbete y recibe las últimas noticias y descuentos
Abrir chat
1
¡Hola 👋 ! Bienvenida a Cocö Salon!
¿En qué podemos ayudarte?